Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Tour de Francia, Copa de Oro: cuando la controversia asfixia al deporte

El tema de hoy se presta a dos introducciones diferentes.

La primera sería que nos estamos acostumbrando a que la información deportiva no tenga mucho que ver con el deporte, o por lo menos no tanto como sería saludable.

La segunda, que el público exige ahora que le presenten un panorama completo de los eventos deportivos, sin maquillar su trasfondo canallesco.

Pero estamos hablando de la cobertura cotidiana, no de asuntos gordos como las denuncias de corrupción en el ámbito de la FIFA y organizaciones similares.

Copa América
Jugadores de Panamá persiguen al árbitro Mark Geiger después de pitar un penal en el minuto 89.

El merecido triunfo de México ante Jamaica en la final de La Copa de Oro no disipa la indignación que sienten todos los aficionados (con muchísimos mexicanos a la cabeza) por los episodios anteriores de irregularidad arbitral.

Las denuncias de corrupción, ya sea en el ámbito de la Concacaf o de la FIFA (porque Panamá votó en contra de Sepp Blatter) no prosperarán, pero las autoridades serán más cuidadosas para asegurar la calidad de los arbitrajes, que han sido malísimos tanto en la Copa de Oro como en la Copa América.

El Tour

El Tour de Francia, la otra gran competición finalizada el domingo, es un manantial inagotable de información deportiva, el equivalente de una novela larga (un partido de fútbol sería un cuento corto), con protagonistas, rivales, pugnas, personajes subalternos, peripecias, toda la gama de las emociones, pero la noticia más destacada de las tres semanas de competición ha sido que un imbécil arrojó orina al rostro del ciclista que encabezaba la prueba.

Conviene aclarar que muchos medios serios, en particular de España, Colombia, Reino Unido, Italia y Francia, han analizado en profundidad y gran calidad profesional (los cronistas de ciclismo suelen ser muy buenos escritores) los aspectos deportivos realmente relevantes del Tour, entre ellos las diferencias entre los rendimientos de Chris Froome y Nairo Quintana, así como de sus respectivos equipos, y las posibilidades de ambos el año venidero.

Ciclismo
En los últimos años, el ciclismo profesional ha sufrido escándalos por dopaje que han minado su credibilidad.

(La conclusión generalizada es favorable al colombiano, que estará en su plenitud, mientras que el británico ya tendrá 31 años; y aunque es probable que en 2016 la ruta no tenga tantas trepadas, algo que perjudicará a Quintana, su equipo Movistar debería aprovechar la experiencia para preparar un plan de batalla más agresivo para contrarrestar los planes de Sky.)

Loading...

Pero estas informaciones son oasis en un desierto de estridencias. Y esto ya nos parece normal: ¿cómo hacer, por ejemplo, para no oír las opiniones de Lance Armstrong o leer sus sinuosos tuits recordándonos que todos se dopan?

Los titulares siguen siendo informativos, pero con un énfasis creciente en los hechos o denuncias no corroboradas que restan credibilidad y por consiguiente respetabilidad al deporte.

La multiplicación de los medios y sitios de internet, con la consiguiente necesidad de atraer al público, resulta en una transformación de la imagen del deporte, que a veces parece un show de TV titilante, una especie de Juegos del Hambre, con héroes y malvados.

Los eventos recientes

Repasemos, por ejemplo, nuestros recuerdos de algunos eventos recientes.

Jara
El escándalo del “dedo de Dios” que sacudió la Copa América realizada en Chile.

Tour de Francia. Usted recuerda con más claridad: a) nombre y nacionalidad del ganador (Froome es británico nacido en Kenia) y de su perseguidor más cercano (Quintana es colombiano); b) el episodio de la orina como proyectil; c) las denuncias (no corroboradas) de dopaje y otros fraudes.

Copa América: a) mejor partido y sus protagonistas; b) resultado de la final y mejor jugador; c) el episodio del dedo inquisitivo; d) el caso del Ferrari estrellado.

Copa de Oro: a) los penales inexistentes y otras decisiones arbitrales incorrectas; b) nombre y nacionalidad del árbitro que pitó dos de esos penales; c) resultados de la final y del partido por el tercer puesto.

Y así podríamos seguir, pero es mejor apuntar una excepción reconfortante: el Gran Premio de F1 de Hungría, ganado por Sebastian Vettel, con Ferrari, fue entretenido y emocionante, sin controversias gordas, con alternativas “como las de antes”, ¡si hasta Fernando Alonso, con McLaren-Honda, terminó la carrera en quinto lugar!

Gran premio
Sebastian Vettel se quedó con un emocionante Gran Premio de Hungría de Fórmula 1.

Y para decir en voz baja y así no despertar al diablo: los dos Red Bull terminaron segundo y tercero… En serio, con esto no se bromea.

Pero en pocos días seremos expulsados de este paraíso y volveremos a leer y escuchar las quejas rutinarias, el llanto por la superioridad de los Mercedes, los amoríos de Lewis Hamilton con Rihanna, las intrigas de Ecclestone…

 

bbc

Loading...
loading...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close
Contador de visitas y estadísticas
diseño web