Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

OBESA PERDIÓ 70 KG, AHORA LUCHA CONTRA LA ANOREXIA

Victoria Burnham, de 35 años, comenzó a perder peso en enero después de haber alcanzado los 145kg. Comiendo sólo 100 calorías al día, en los próximos 6 meses había perdido alrededor de 69 kg; sin embargo, después de haber perdido peso y de haber alcanzado un peso saludable, fue incapaz de abandonar su dieta de 100 calorías diarias.

Debido a esto, se convirtió en una persona demasiado débil físicamente para poder levantar a sus hijos, y como ella ya no podía cuidar de ellos se vieron obligados a ir a vivir con su padre. Victoria Burnham, comenzó a desmayarse al caminar unos cuantos metros cuando salía a la calle y tuvo que renunciar a su trabajo. Ahora, ella está recibiendo tratamiento para la anorexia con profesionales de la salud y le solicita al ministerio de salud de Inglaterra, que haga más por ayudar a las personas que sufren de trastornos alimenticios; ya que ella sabe lo que es sufrir las subidas y bajadas en alimentación.

“Al principio solo quería perder algo de peso, pero rápidamente se convirtió en algo con lo que estaba completamente obsesionada” dijo la Sra Burnham. “Al principio solamente me estaba saltando el desayuno, pero luego comencé a saltarme más y más comidas”. La verdad es que creía tener todo bajo control, pero me di cuenta mucho más tarde que era en realidad un trastorno alimenticio que me estaba controlando”. Cuanto menos comía, más débil se volvió y, finalmente, la Sra Burnham ya no podía cuidar de sus hijas, Alice, de dos años, Arabella, de tres años Freya, de seis y Katie de 12.

Loading...

Las chicas se fueron a vivir con su padre y Burnham tuvo que dejar su trabajo para ser asistida por sus padres. “A medida que el trastorno alimentario se apoderó, mi vida parecía haberse detenido completamente. Yo era una madre soltera con cuatro hijos y estaba demasiado cansada para siquiera recogerlos. Fue terrible, porque como madre ni siquiera podía cuidar mis propios hijos, me sentía tan débil físicamente que ya no podía ni siquiera darme una caminata sin desmayarme”

A pesar de la gravedad de su estado, la Sra Burnham afirma que ella luchaba para encontrar el apoyo adecuado y tristemente los médicos le dieron la espalda cuando ella pidió ayuda para el tratamiento. “Fue una verdadera lucha para poder obtener la ayuda que necesitaba, y aún me encuentro lidiando con esto,” dijo ella.

“Hice varios viajes a mi médico de cabecera y le dije lo que estaba pasando, pero dado a que parecía tener un índice de masa corporal saludable, no me prestaron mucha atención. Esto agravaba mi propio pensamiento acerca de mi enfermedad, dado que comencé a verlo como algo inofensivo, porque los doctores me decían que nada grave me estaba sucediendo, mientras que seguía empeorando cada vez”.

Después de luchar por mucho tiempo, logró llamar la atención de un médico que se fijo en su caso y vio la seriedad de lo que en realidad estaba sucediendo. En estos momentos le asignaron nutricionistas y terapistas, por lo cual sus esperanzas están de vuelta; ya que el problema no es que no tenga hambre, sino que ahora se llena muy fácil con cualquier alimento.

Loading...
loading...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close
Contador de visitas y estadísticas
diseño web