Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Los hábitos de la gente que siempre duerme bien

 

Los expertos en sueño han detectado que esos privilegiados del sueño desarrollan ciertos hábitos que aumentan su éxito a la hora de conseguir un sueño profundo y reparador cada noche de su vida. Por eso están convencidos de que, reforzando ciertos hábitos y desechando otros, uno podría convertirse en miembro permanente de la tribu de los que siempre duermen bien.

Empieza, pues, por revisar algunas costumbres: ¿Te tomas un café después de comer? ¿Te llevas el teléfono y el ordenador a la cama? ¿Te echas una siesta corta a media tarde? ¿Vas al gimnasio tarde, ya por la noche, justo antes de irte a la cama? Si la respuesta es positiva en tres de estas cuatro preguntas, tú eres parte de tu problema con el sueño y debes poner manos a la obra para incorporar nuevos hábitos a tu vida, pues será lo único que te permita despertar al día siguiente fresca como una lechuga.

Veamos cuáles son los hábitos de los que siempre duermen bien:

Durante el día

1. No beben café después de comer. La cafeína estimula la producción de adrenalina, lo que reduce la calidad del sueño. Incluso si eres un adicto a la cafeína elimínala después de las tres de la tarde si tu objetivo es dormir mejor.

2. Evitan las siestas. Varios estudios en niños y adultos han demostrado que las siestas a media tarde reducen la calidad del sueño nocturno. Los expertos recomiendan siestas cortas, de menos de 20 minutos, y siempre antes de las 17.00 horas.

3. Se exponen a la luz natural. Exponerse a la luz natural durante el día permite que los ritmos circadianos se regulen mejor y que el reloj interno del cuerpo funcione a la perfección. No quiere decir que tengas que tomar el sol cada día, pero sí abrir las ventanas desde primera hora de la mañana e intentar trabajar en un sitio iluminado.

Loading...

Durante la noche

1. No beben alcohol. Aunque al principio puede funcionar como un inductor del sueño, realmente funciona como un disruptor del sueño y causa despertares en medio de la noche.

2. Termina tu entrenamiento en el gym tres horas antes de irte a la cama. El ejercicio sigue siendo bueno para todo, pero el cuerpo necesita tiempo para descargar las endorfinas y el cortisol que produce el entrenamiento y si no lo tiene no podrá descansar bien.

3. Evita situaciones estresantes. Todos sabemos las cosas que nos ponen nerviosos o nos irritan. Evítalas por la noche. No revises el e-mail, no mires Twitter, evita las discusiones familiares. El estrés aumenta los niveles de cortisol, y esto causa interrupciones en el sueño. Después de cenar intenta no trabajar.

4. Establece una rutina pre sueño. Esta rutina debe tener como objetivo minimizar el estrés y crear un ambiente agradable para dormir. Puede ser tomar un baño, bajar las luces de la habitación, leer un libro, escuchar música … cada cual sabe lo que le sienta bien para bajar revoluciones.

5. Si tienes hambre antes de dormir, come frutas. Si te da el típico ataque de hambre, evita los lácteos y come frutas, sobre todo moras, pues contienen melatonina.

6. No te lleves el ordenador o el teléfono a la cama. Estos dispositivos electrónicos emiten la misma luz azul de onda corta que el sol, y evita que el cerebro se prepare para dormir y empiece a producir melatonina.

7. No te obligues a dormir si no estás cansado. Si no puedes dormir lo mejor es salir de la cama y ponerte a hacer otras cosas. Forzarte a dormir solo servirá para poner más angustia y estrés a la situación.

 

mujerhoy

Loading...
loading...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close
Contador de visitas y estadísticas
diseño web