Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

CONMOVEDOR…MADRE PIERDE LA VIDA POR SALVAR LA DE SU BEBÉ!!!!

Heidi Lough, un sobreviviente de cáncer desde 2010, se le dijo a la quimioterapia que le ayudó a superar el sarcoma también la dejaría sus estéril. Entonces cuando ella y su esposo Max recibieron la noticia de que estaba realmente embarazada, ella le dice a CNN que mucho se sentía como un milagro. Las buenas noticias; Sin embargo fueron breves.Apenas un mes después de su embarazo, el cáncer de Joice regresó, y aunque los cirujanos se deshicieron de los tumores de su espalda, no había ninguna manera de saber hasta qué punto había llegado al cáncer sin una escáner completo del cuerpo. Sin embargo, los tintes aplicados en el escáner podrían dañar al bebé no nacido, lo que significa que tendría que interrumpir el embarazo antes de pasar por el procedimiento. Joice optó por continuar con su embarazo para no poner en riesgo la vida de su bebe; sin embargo, en su tercer trimestre, ella comenzó a experimentar problemas para respirar; una placa de rayos X reveló tumores en sus pulmones.

Loading...

Heidi Lough, la madre que aplazó su tratamiento de quimioterapia por dar a luz a su bebe, ha revelado que su hija ha fallecido tan solo ocho días después de nacer. A Heidi Lough le diagnosticaron un cáncer de mama muy agresivo cuando estaba embarazada de tres meses, motivo por el que se le recomendó que se sometiese a un tratamiento de quimioterapia, pero que era muy dañino para su bebé.

No era posible aplicar quimioterapia estando embarazada y rechazó abortar

Heidi Lough puso su vida en riesgo para poder salvar la de su hija, pero desafortunadamente no superó los ocho días de vida. La madre lo ha anunciado en su blog, a través de un devastador poema: “Ayer por la tarde nuestros corazones se rompieron en dos, porque te tuvimos que decir adiós”.

A pesar de someterse a una quimioterapia menos agresiva para salvar la vida de su bebé, Heidi tuvo que provocar su parto para someterse al tratamiento que podría parar su enfermedad, ya que su enfermedad ser agradaba. De haber aplazado aún más el tratamiento, hubiese sido prácticamente inútil.

En este sentido ella afirmó que “tener un hijo a las 28 semanas es algo que da miedo pero había 90% de posibilidades de que viviese. Ninguna madre sueña con tener un bebé a las 28 semanas, pero tenerlo en ese momento es mucho mejor que no tenerlo”.

Loading...
loading...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close
Contador de visitas y estadísticas
diseño web