Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

15 cosas que harán que tu hombre se ENAMORE (locamente) de ti, cada día

Esta receta infalible de 15 pasos, te ayudará a no tener que preocuparte NUNCA más por el amor de ese hombre a quien tú tanto amas.

Nada es más agotador que tener que estar preguntándote a cada rato si tu esposo es feliz, si aún te ama como al principio, si no estará cansado de ti y si no querrá irse de tu lado. Por consenso, hay una receta sencilla de 15 pasos que si la incorporas en tu vida, podrás relajarte y sólo gozar de un los beneficios de tenerlo COMPLETAMENTE loco por ti.

“Ninguna de estas 15 cosas son terriblemente enormes o importantes en si mismas, pero juntas, me recuerdan a diario por que casarme con mi esposa fue la mejor decisión de mi vida”, explica Jonathan Brent Butler, un hombre sumamente enamorado de su mujer.

1. Deja que el oxígeno fluya entre los dos

Como bailarina de tango, una vez uno de los profesores con los que aprendí, me dijo: “El abrazo en tango puede ser cerrado, refiriéndose al abrazo que ocurre cuando la pareja baila pegada conectando el pecho de ambos, pero en el tango como en la vida, a veces debes separarte un poco en un abrazo abierto, para dejar que el oxígeno fluya en la pareja y el baile vuelva a crear la magia”.

La magia de estar juntos está en saber cuándo es el momento de abrir el abrazo para que el otro respire.

2. Deja que él se tome su tiempo de vez en cuando, haciendo algo que él disfruta

No muchas mujeres pueden ver los beneficios de dejar que su hombre haga algo separada de ella, a lo mejor con sus amigos o con su familia. “La distancia hace que el corazón se enamore más”.

El hecho de que estén casados, no significa que no puedes o que no debes dejar que el otro, de vez en cuando, se tome su tiempo para él mismo. Verás que si incorporas esto en tu relación, el amor que él siente por ti aumentará notablemente.

3. Ten la razón

Conviértete en una mujer sabia, y no pelees por causas perdidas sin ni siquiera saber si tienes o no la razón. Muchas de nosotras pelea por pelear y discute cosas a raja tabla, actuando como si estuviera cien por ciento convencida de ser la dueña de la verdad, cuando en realidad, ni sabes si lo que estás diciendo es algo veraz.

Si quieres enloquecer a tu hombre, y vas a defender alguna postura tuya, antes de hacerlo, asegúrate de haber buscado la información pertinente para que cuando él termine dándote la razón, esté orgulloso de estar con una mujer sabia e inteligente, no solamente terca que le gusta tener la razón por que sí.

4. Empújalo a hacer cosas juntos

La mayoría de los hombres suelen ser muy aventureros en sus años de soltería; esto suele cambiar con el tiempo, y comienzan a sentirse cómodos pasándose todo el fin de semana en el sillón del living viendo deportes.

Contrariamente a lo que la mayoría de la mujeres pensamos, el hecho de que tú lo impulses a que sigan haciendo cosas como familia, no le molestará, sino que al contrario, lo inspirará y volverá completamente loco por ti.

5. Llámale la atención cuando te haga algo malo

Loading...

Las mujeres tenemos la idea equivocada de que cuanto más los dejemos que nos hagan cosas sin que les digamos nada, más nos van a amar. Sin embargo, las cosas funcionan en sentido opuesto. Si llegó tarde y no te dijo nada, dile que te molestó y que no quieres que vuelva a suceder. Que el hecho de que llegue tarde no es un problema; el problema es que no te lo haya dicho y que tú te llenaste de preocupaciones.

Reclama cuando tengas derecho a reclamar, a los hombres les gusta que sus esposas no los dejen que les hagan lo que quieran.

6. Defiende tus creencias

No te conviertas en un trapeador de piso con el que él puede hacer lo que quiere. Defiende tus principios, valores y posturas. Esto no quiere decir que vas a montar batallas campales a diario, pero sí que vas a defender lo que consideras valioso en tu vida. Nada seduce más a un hombre que una mujer que sacará capa y espada por su familia.

7. Entiende que él no es tú clon y no dejes que las diferencias te molesten

Respeta las diferencia que tienen y celébralas, gracias a los opuestos entre los dos, es que hoy están juntos. No trates de cambiar lo que a él lo hace único.

8. Sigue poniéndote hermosa para él

Hace algunos años, mi esposo y yo íbamos a salir a una cena y yo me puse un vestido nuevo y me ‘produje’ como decimos con mis amigas. Él me dijo que lo hacía feliz que yo me haya vestido tan bien para salir con él. Fue allí cuando me di cuenta de que, por lo general, yo me arreglaba bien para salir con mis amigas o para eventos del trabajo, pero ya no lo hacía por él, como cuando recién nos casamos. No dejes que eso te pase, la conquista del ser que amamos, no muere el día que él te dio el sí en el altar, allí es cuando recién comienza.

9. Vístete para que te desvista

No dejes que los juegos de la seducción desaparezcan entre los dos, cuanto más fuerte, alto y claro arda esa llama, más felices serán en su matrimonio.

10. Sé amable

Usa tu cortesía con tu esposo, no por que hayan pasado los años entre los dos, significa que puedes ser grosera.

11. Enfría las tenciones

No seas la instigadora de las peleas o quien disfruta de la tención y el estrés de pelear, aminora los conflictos y sé la pacificadora.

12. Conquista tus propias metas

El echo de que estés casada no significa que debes renunciar a lo que siempre quisiste para tu vida. Quizá por la familia hayas tenido que posponer tus sueños, pero no los canceles.

13. Ama a los demás seres

Muestra tu amor por las demás criaturas de la creación, sal de ti misma por un rato y conéctate en lo que te rodea.

14. Disfruta de las cosas dulces de la vida

Nunca olvides disfrutar de chapotear en un charco de agua cuando llueve, de correr descalza por el pasto, de jugar un partido de fútbol improvisado un sábado por la tarde, con el amor de tu vida. Lo simple, es lo que hace tu vida completa.

15. Tómalo de la mano cuando salgan a caminar

Los dedos entrelazados son tan poderosos como un beso. No dejes de hacer las cosas que los hacían tocar el cielo con las manos cuando recién se conocieron. No es que los besos y los abrazos hayan perdido la magia con el tiempo, los que perdemos la magia somos nosotros cuando dejamos de hacerlo.

Loading...
loading...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close
Contador de visitas y estadísticas
diseño web